Objetivo 1000$
Convertir 100$ en 1000$

Sobre la gente que habla…

Ya comenté anteriormente que tenía la determinación de correr un maratón diariamente. En total he corrido dos “maratones” y los resultados se empiezan a ver: el jueves me pegó un pinchazo en la espalda y el sábado después de trabajar tuve que ir al ambulatorio a que me pusieran un poquito de voltaren vía intravenosa.

Pensé que el pinchazo iría rápido, ya que me encontraba solo en la sala de espera. Al par de minutos de mi llegada aparece una señora de unos 50 años. El diálogo es el siguiente:

-Buenos días- dijo el abuelito que atendía a la entrada.

-Buenos días, por decir algo, porque estamos jodidos- contestó la señora-. Esto de la gripe A no lo entiendo. Me han vacunado y me duele mucho mucho. Tengo fiebre, he pasado una noche terrible y se me ha hinchado la zona donde me pusieron la vacuna.

Le dicen que tome asiento y espere. Hasta aquí podría ser todo normal a excepción del “estamos jodidos“. Viendo que la sala esta totalmente vacía, a excepción de mi persona, decide sentarse dos sitios al lado mío. Educadamente y pensando que mira que hay sitio para sentarse, le doy los buenos días. Únicamente dije “buenos días”. Lo juro. Nada más ni nada menos. Yo creo que la fiebre le estaba afectando ya que debió entender: “Buenos días. ¿Qué tal ha pasado la noche?¿Mucha fiebre?¿Le duele la cabeza?¿Ha conseguido dormir bien?”

Digo esto porque segundos después de mi saludo empezó a relatarme con pelos  y señales como había transcurrido la noche. -He llegado a estar a 42 de fiebre- me dijo con cara de pena. Yo pensaba que a esa temperatura debería haberse derretido. Y quizás hubiese sido la mejor opción, que se hubiera derretido para así no tocarme los cojones por la mañana.

Continuó relatandome su estado de salud y lo mala que la era la gripe A(aunque ella no la tuviera). Cuando se remangó el brazo para mostrarme como tenía de hinchada la zona donde había sido vacunada instintivamente miré que ropa me había puesto. Definitivamente no llevaba la bata blanca ni el fonendoscopio colgando del cuello. Seguro que lo olvidé en casa, al lado del bisturí.

La mujer estaba nerviosa y le digo que se tranquilice, todo irá bien. Aquí ya pongo cara de póquer mirando al infinito a ver si consigo que no me cuente más su vida. Es entonces cuando empieza a suspirar y a emitir ligeros gruñidos.-Qué malita estoy, ay ay ay!-continuaba la señora mientras yo tenía la mirada perdida.

Cuando ya pensaba que las conversaciones triviales y personales se habían acabado aparece el marido. -Buenos días, ¿llevas mucho rato esperando?-me pregunta.-No había nadie cuando he llegado- le contesto.-Yo no sé para qué pagamos impuestos-continúa relatandome- Si pagamos impuestos es para tener una sanidad pública digna!. A partir de aquí todo son comentarios contra el gobierno, lo mal que lo hacen todo y más bla bla bla. Una ronda de tópicos por favor!

Por fin dicen mi nombre y entro a ver al médico. Aparece Apu, el  de Los Simpsons y le pido un kebab para llevar con salsa picante. -Un respeto que soy el médico- me contesta. Le digo que no me vacile y que me ponga también una cerveza.

Descubro que es médico de verdad cuando me pregunta que me pasa. Se lo explico y me comenta si me ha pasado alguna vez. Le digo que sí. -¿Y que te hicieron cuando te pasó?-me pregunta. Le digo que un pinchazo de voltaren no me iría mal e instantáneamente llama a la enfermera para que proceda a inyectarme la sustancia milagrosa. Todo esto sin tan siquiera mirarme. Un médico de los buenos, de los de verdad.

Pinchazo y para casa. Antes de salir me pide que le diga a la señora de la gripe A que ya puede pasar. Le contesto que ni de coña, que tengo prisa. Si le digo a la señora que ya puede pasar es capaz de darme el termómetro para que le controle la temperatura y paso totalmente.

Como soy buena persona, al salir le digo a la señora que ya puede pasar. Me pasa su termómetro, compruebo que no esta a punto de derretirse y le digo que  el señor Apu le atenderá mejor que yo. Mientras me voy escucho como la señora le relata lo sucedido al anterior noche y al médico preguntando: Y la última vez, ¿qué le hicieron?.

Anuncios

3 comentarios to “Sobre la gente que habla…”

  1. jajajajajaja puto jorge! como mola! estos posts si q son wapos xD

  2. Bueno tipo estas bajando el nivel pero lo del Apu ha tenido bastante gracia. Supongo q esto estara condicionado q no lo pasaste muy bien con la señora y encima con tu dolor.

  3. Gracias por los comentarios!! Las criticas son bien recibidas andrew! Intentaré mantener el nivel!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: